LOS SISTEMAS DE TRANSCRIPCIÓN DEL CHINO


5 de abril de 2017

Fernando Piñán Miguel

     La tercera entrada que nos ofrece el Diccionario de la RAE de la lengua, define transcribir como: “Representar elementos fonéticos, fonológicos, léxicos o morfológicos de una lengua o dialecto mediante un sistema de escritura”. Desde la antigüedad, culturas y civilizaciones de diferentes latitudes, han tenido la necesidad de acercarse al conocimiento de la lengua de Confucio, y para ello, uno de los primeros pasos, ha sido transcribir los sonidos de los caracteres. Este deseo ha movido a pueblos extranjeros alejados, pero también próximos. Incluso el propio pueblo chino, ha tenido la necesidad de transcribir sus caracteres con signos que respondiesen a los sonidos correspondientes (el sistema Bopomofo, representado como ㄅㄆㄇㄈ). Británicos, italianos, españoles, franceses, norteamericanos, rusos, árabes, todos han buscado acercar a los sonidos de su propia lengua o conocimiento los sonidos, de unos caracteres milenarios, que son mucho más que un método de escritura. Los caracteres chinos forman parte de la esencia misma del pueblo chino, son una manifestación visible de su personalidad, forjada en el transcurrir de los siglos.

     Se habla habitualmente de transcripción, transliteración y romanización, siendo más correcto utilizar en el presente análisis el término transcripción, ya que la transliteración implica representar los sonidos de un alfabeto utilizando las grafías correspondientes de otro, y porque hay sistemas que nada tienen que ver con el abecedario latino.

     Algunos autores (José Luis García-Tapia Bello, 2009) distinguen básicamente entre:

  1. sistemas creados por chinos y para chinos, en los que se tiene en cuenta los tonos del
  2. sistemas creados en China u occidente por occidentales sin tener en cuenta los tonos.

     También hay distinciones según se haga la transcripción con el abecedario latino, con signos o símbolos fonéticos (BOPOMOFO) o con otro abecedario diferente (cirílico, árabe, etc).

      Los modernos sistemas de transcripción fonética, han venido utilizando el apoyo de notaciones numéricas o tonos, que son los signos de entonación que acompañan a todas las sílabas tónicas de las palabras. Estos desempeñan una función similar a la de nuestros acentos, pero dando a la pronunciación de las sílabas, una riqueza y variedad sonora mayor al recaer en todas las sílabas.

     Hay autores que contemplan como sistemas de transcripción, los creados a partir del siglo XIX (Helena Casas Tost y Silvia Fustegueres i Rosich, 2015). Queriendo ir más allá, podemos calificar como sistemas y como transcripción, aquellos otros que fueron precursores de estos. Y también aquellos intentos de facilitar el conocimiento y pronunciación del chino a pueblos diferentes de épocas distintas.

     Los sistemas más conocidos son:    

1.- FANQIE: Viene de  反 (fǎn) “invertir”, “opuesto” y  切 (qiè) “cortar” Empieza a usarse al comienzo de la dinastía Han (entre la dinastía Qin y el Periodo de los Tres Reinos). Divide las sílabas en parte inicial o consonante y parte final o rima, formada por vocal con tono y a veces consonante y se utiliza un reducido número de caracteres con valor fonético para explicar la pronunciación de todos los caracteres.

2.- PHAGS-PA: Utilizado por los mongoles de la época de Kublai Kan (s. XIII). Fue encargado al monje tibetano Zhogoin Qoigyai Pagba que dio nombre a este alfabeto, que no es sino el alfabeto tibetano escrito verticalmente. El uso de este alfabeto en la dinastía Yuan fue muy breve, conservándose muy pocos textos originales.

       Phagspa_vinokurov_tablet   Phagspa_imperial_edict_dragon_year

        Medallón de Vinokurov    Edicto imperial de la dinastía Yuan escrito con el alfabeto  Phags-pa

3.- SISTEMA LATINO: Llevado a cabo por el italiano Mateo Ricci y Michele Ruggieri. También contribuyeron el español Diego de Pantoja y el jesuita francés Nicolás Trigault en el siglo XVI. En 1598, Ricci, y su colega jesuita Lazzaro Cattaneo (1560-1640), compilan un diccionario chino-portugués, en el que los tonos de las sílabas chinas romanizados se indican con signos diacríticos.

4.- SISTEMA MORRISON: Debido al misionero presbiteriano escocés Robert Morrison, quien compiló un diccionario chino-inglés entre 1815 y 1823, adoptando su propio sistema de transcripción para el chino mandarín.

Robert_Morrison

Robert Morrison (1782-1834)

5.- PEH-OE-JI (POJ): Fue conocido inicialmente como “vernácula Amoy romanizada”, pero debido a sus orígenes con los misioneros cristianos, también se le conoce por algunos escritores de hoy como la transcripción de la iglesia, en chino白话字 (báihuà zì). Inventado por misioneros europeos que viajaban a China hacia 1830 y perfeccionado por misioneros que trabajaban en las ciudades de Amoy y Tainan. Es un conjunto de reglas de ortografía que se utiliza como sistema para algunas variantes del chino, especialmente del sur (donde se utilizaba el dialecto min nan de la provincia de Fujian).

6.- WADE-GILES: Toma su nombre de los británicos Thomas Francis Wade y de Herbert Allen Giles (ambos, diplomáticos y sinólogos británicos, catedráticos de la Universidad de Cambridge). Es el más utilizado en el s. XX, hasta 1980.

                                    Thomas_Francis_Wade   Herbert_Giles

       Thomas Francis Wade                  Herbert Allen Giles

7.- EFEO: El sistema fue ideado en 1902 por Séraphin Couvreur de la Escuela Francesa de Extremo Oriente, de donde el sistema toma su nombre. Utilizado en la mayor parte del mundo de habla francesa hasta mediados del siglo XX, se ve sustituido gradualmente por el hanyu pinyin en los países donde se aplicaba aquel.

8.- LESSING-OTHMER: Es el sistema utilizado por los alemanes, a partir de la obra de F. Lessing y W. Othmer Lehrgang der nordchinesischen Umgangssprache” (Curso de la jerga del norte de China) impreso en Qingdao en 1912, en la época de dominación colonial alemana en esa ciudad.

9.- SISTEMA DE YALE: Diseñado principalmente por George A. Kennedy. Ideado para la transcripción del chino mandarín, chino cantonés, coreano y japonés por dicha universidad americana. La primera versión es la  del chino mandarín y se crea durante la II Guerra Mundial, para la enseñanza de este idioma al personal diplomático y militar enviado a China. Las otras versiones son de las décadas de los 60 y 70 del siglo XX. Hoy ha caído en desuso, manteniéndose solamente para la transcripción del cantonés, junto con el jyutping.

George_A._Kennedy

George A. Kennedy

10.- GUANHUA ZIMU: Literalmente “letras del mandarín”. Ideado por Wang Zhao y publicado en 1900. En la primera década del s. XX se publicaron más de 60.000 copias de libros siguiendo este sistema de transcripción. Lao Naixuan lo difundió y amplió a otros dialectos diferentes del mandarín.

11.- ZHUYIN ZIMU: Literalmente “alfabeto fonético”. Primer sistema fonético de uso oficial en la República de China en 1918 basado en la taquigrafía de Zhang Binglin. Hizo que el “guanhua zimu” decayera en su uso. Sus formas no son latinas, sino signos derivados de caracteres chinos, que recuerdan a los kana japoneses.

12.- ZHUYIN FUHAO: Posteriormente, en 1930, para enfatizar su carácter auxiliar, pasó a denominarse ZHUYIN FUHAO (“símbolos fonéticos”) o también BOPOMOFO, que alude a la pronunciación de los cuatro primeros símbolos, para algunos autores “cuasi hanográficos”. El origen de los signos de este sistema, es fácil encontrarlo en algunos caracteres básicos. Es decir, en unos casos son fragmentos de caracteres, que contienen el sonido que cada símbolo representa; en otros, se añadieron trazos adicionales; otros son idénticos a los caracteres en uso, etc.

Zhuyin fuhao 2

     Es un sistema de transcripción utilizado para escribir los caracteres, a partir de esa simplificación y de esos trazos, eligiendo estos para crear el carácter que queremos representar. Así como en el pinyin se utiliza la grafía latina para representar los caracteres, con el BOPOMOFO se utilizan trazos o caracteres simplificados que tienen asignado un sonido, para representar los caracteres completos. Se basaba únicamente en el mandarín que el nuevo estado republicano chino promocionaba como lengua nacional. Sigue siendo utilizado en diccionarios y libros de texto para niños en Taiwán y Hong Kong y también se utiliza para los teclados de ordenador, tabletas y smartphones.

Alfabeto Zhuyin Bopomofo

Alfabeto Zhuyin o Bopomofo

13.- GWOYEU ROMATZYH: Tiene su origen entre 1925-1926. Diseñado por los lingüistas Lin Yutang y Chao Yuanren, afines al gobierno nacionalista del Kuomintang. Se convirtió en 1928 en el sistema de transcripción oficial de la República de China. Sin embargo, tuvo un uso menor. Estaba basado en la “lengua nacional”, basada en el mandarín norteño.  Incorpora la estructura tonal en la propia representación alfabética de la lengua, de manera que sílabas que solamente se diferenciaban en el tono, asumían escrituras diferentes (guo, gwo, guoo y guoh = guo). Introduce como novedad, la unión de las silabas que forman una palabra, facilitando con ello la comprensión a los estudiantes occidentales.

Lin Yutang

 Grguo     Chao_Yuanren

             Lin Yutang                    Transcripción en Gwoyeu romatzyh           Chao Yuanren

                                                              de wō, wó, wŏ, wò

14.- LATINXUA SIN WENZ: 拉丁化新文字 (lādīnghuà xīn wénzì) o “Nueva escritura latinizada”. Sistema creado por hablantes nativos chinos. Desarrollado en la Unión Soviética, se publica una primera versión en 1929. Este sistema es posterior a un primer ensayo realizado en la URSS dirigido a los dunganes, musulmanes chinos descendientes de huidos de las persecuciones manchúes del siglo XIX. Es el precursor del hanyu pinyin, pues incorpora muchos rasgos que serían utilizados posteriormente por éste (la c y la z y las combinaciones ch y zh). Presentada la versión definitiva en 1931 por un diario de Shanghai, empezó a ser difundido por los propagandistas del esperanto, y promovido posteriormente por grandes intelectuales como Lu Xun. Sistema estrechamente vinculado al movimiento comunista chino y a su líder en aquel momento Qu Qiubai. Es un sistema de transcripción del chino mandarín, aunque se hicieron versiones diversas para varios dialectos.  Sus promotores no vieron necesario indicar la representación de los tonos en las silabas, pues esta se deducía del contexto según ellos. Su uso fue suspendido en 1944 por las autoridades comunistas, después de haberlo apoyado, en contra de los invasores japoneses.

Dazhongbao

Periódico Dazhung Bao de 1932

escrito en Latinxua sin wenz

15.- JYUTPING: Es una contracción formada por la unión del primer carácter chino de las palabras 粤语/粵語 (jyut6 jyu5)  ‘idioma cantonés’ y 拼音 (ping1 jam1)  ‘alfabeto fonético’. Es un sistema de romanización para el cantonés estándar. Creado en 1993 por la Asociación Lingüística de Hong Kong, con el deseo de unificar y facilitar su estudio y utilización. Emplea nueve tonos.

Jyutping

16.- SIDNEY LAU Y MEYER-WEMPE: Sistemas de transcripción del cantonés, El primero, desarrollado para su uso en la radio cantonesa y acompañado de libros para el aprendizaje del cantonés a los expatriados en Hong Kong y publicados a partir de 1970. El segundo debido a los misioneros católicos que le dan nombre, en la década de los treinta del pasado siglo. 

17.- MPS II: (Mandarin Phonetic Symbols II) Es un sistema de romanización utilizado en la República Popular de China (Taiwán), creado para simplificar la complejidad tonal y ortográfica del Gwoyeu Romatzyh. Coexiste con el Wade-Giles y con el Zhuyin. Se hace una versión provisional en 1984 y otra oficial y definitiva en 1986. De uso muy restringido a algunas publicaciones oficiales del gobierno, fue sustituido por el Tongyong Pinyin en 2002. 

18.- SISTEMA DE PALADIO: Es el sistema de transcripción del alfabeto chino en alfabeto cirílico. Creado por el monje sinólogo Pyotr Ivanovich Kafarov, monásticamente llamado Paladio.

19.- XIAO´ERJING (小儿): También Xiāojīng. Literalmente “escritura de los niños”. Sistema de transcripción del chino, utilizando el alfabeto árabe. Es el utilizado por las minorías étnicas que se adhieren al islamismo en el territorio chino (las minorías étnicas hui, dongxian, salar, uigur, etc). Las reformas soviéticas obligaron a los dunganes (los musulmanes de origen chino en los territorios de la antigua URSS, llamados a sí mismos hui) a sustituir el Xiao´Erjing por el alfabeto romanizado, y posteriormente por el cirílico, que es el que se utiliza hasta hoy. 

20.- HANYU PINYIN: Tras la subida al poder del Partido Comunista en 1949, se siguió utilizando el zhuyin fuhao en libros de texto y obras de referencia hasta 1958, en que se promulga el hanyu pinyin, basado en el alfabeto latino

Pinyin

     En 1949, antes del final de la guerra, los dirigentes del Partido Comunista crean un Comité para la Reforma Lingüística, que debía acometer la misma en varias vertientes: la simplificación de los caracteres, la promoción del mandarín estándar como lengua nacional y la definición de una ortografía fonética para el chino. Al frente de este Comité, está el lingüista Zhou Youguang, conocido como el padre del pinyin, fallecido el 14 de enero de 2017 a los 111 años de edad, tras sufrir persecución en la época de la Revolución cultural y escaso reconocimiento en sus últimos años, quizás debido a su oposición al régimen político.

                           Zhou_Youguang_1920s 800px-Zhouyouguang2012

Zhou Youguang (Changzhou 1903 – Beijing 2017)

     El nuevo sistema de transcripción fonética se publicó en el Diario del Pueblo el 12 de febrero de 1956, bajo el titulo de, 汉语拼音方案。草案 (hànyǔ pīnyīn fāng’àn. cǎo’àn) “Modelo fonético del chino. Proyecto”. El 10 de octubre de 1956 se crea un comité que acometerá la redacción definitiva. Finalmente se aprueba por la Asamblea Popular Nacional de la Republica Popular China el 11 de febrero de 1958, en un texto que contempla que el uso de la ortografía latina perseguiría la anotación de la pronunciación de los caracteres y la difusión del mandarín estándar o “habla común”: 普通话 (pǔtōnghuà).

NOTAS:

1.     ”AMARILLO PASIÓN”. José Luis García-Tapia Bello. Hong Kong 2009. Pag. 731.

2.     “GUÍA DE ESTILO PARA EL USO DE PALABRAS DE ORIGEN CHINO”. Helena Casas-Tost, Silvia Fustegueres i Rosich, Xianghong Qu, Sara Rovira-Esteva y Mireia Vargas-Urpi. Adeli Ediciones. Madrid  2015.

3.     https://en.wikipedia.org/wiki/Romanization

4.     https://lasteologias.wordpress.com/2008/03/10/robert-morrison-y-la-obra-misionera-en-la-china/

5.     https://en.wikipedia.org/wiki/Sidney_Lau_romanisation

6.     https://en.m.wikipedia.org/wiki/Gwoyeu_Romatzyh

7.     https://en.wikipedia.org/wiki/Meyer%E2%80%93Wempe

8.     “LA ESCRITURA CHINA. El desafío de la modernidad”. Viviane Alleton. Ediciones Bellaterra. Barcelona 2.009.

9.     http://www.pinyin.info/romanization/yale/index.html

10.   La Enciclopedia Británica

11.   http://www.comoestudiarchino.com/bopomofo-%E3%84%85%E3%84%86%E3%84%87%E3%84%88-vs-pinyin-%E6%8B%BC%E9%9F%B3/

Comments are closed.

© 2015 JIA Escuela de Chino. Aviso legal. Política de privacidad.Todos los derechos reservados. WordPress realizado por MERKASI.